Segunda repetición de una de las vías más duras de la zona centro española, Esperanza. Una vía equipada por Dani Andrada, quien la estuvo probando durante 10 inviernos hasta que fue capaz de encadenarla hace más de diez años.

La durísima línea, muy a bloque y explosiva, a pasado desapercibida para la mayoría de los escaladores hasta hace dos veranos, cuando Carlos Ruano y Nacho Sánchez empezaron a acecharla. El escalador murciano hizo la primera repetición confirmando el 9a inicial, grado que también propondría Carlos Ruano.

El escalador americano Chris Sharma llegó a darle un par de intentos, opinando sin llegar ascenderla que estaba al mismo nivel de alguno de los 9a americanos de su lista.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí