Ao Yurikusa se impone en el Campeonato del Mundo Juvenil de Boulder. Alberto Ginés, último tras una decepciónante final

0
144

El joven extremeño Alberto Ginés ha protagonizado la decepción de los Campeonatos del Mundo de Escalada Juvenil que se están celebrando en Arco. Partía como favorito, pero solo consiguió superar uno de los cuatro problemas propuestos en la final, quedando en última posición.

Japón se hace con un nuevo oro, demostrando que llevan mucho tiempo trabajando en su cantera, algo que también se ha podido ver en todas las disciplinas de todas las categorías. El Campeón fue Ao Yurikusa, la plata fue para un joven inglés Hamish Mcarthur mientras que el bronce se lo ganó el francés Pul Jenft.

Una final decepcionante

Lo peor de la jornada no fue perder, sino como se perdió. Una vez más un excesivo número de volúmenes en todos los bloques hicieron que los problemas a los que se tenían que enfrentar los finalistas estuviesen demasiado lejos de lo que realmente es la escalada en su estado natural.

Bloque 1

El primero de los bloques empezaba con unos movimientos de equilibrio sobre volúmenes, para terminar con un lance a otro gran pieza algo romo. Alberto supero sin problemas los primeros movimientos, pero aunque conseguía colocar sus dos manos en la presa del top en todos sus intentos no pudo retenerse de ella en ninguno de ellos. Y ahí se terminaría la final del español. Sus rivales más directos no habían fallado y empezaban a coger distancia mientras la presión hacia mella en el extremeño.

Bloque 2

En el segundo de los problemas propuestos tan solo consiguió realizar 3 de los 6 movimientos en el mejor de sus intentos, llegando a tocar la zona pero cayéndose sin retenerse de ella. Aquí se esfumaba toda posibilididad de hacerse con una medalla, ya que tanto el japones Yurikusa como el inglés Mcarthur alcanzaban el top.

Bloque 3

Pero lo pero aún estaba por llegar. El tercero de los bloques fue un desastre para Ginés, siendo imposible para él superar el primer movimiento. Consistía en un lance muy acrobático desde un enorme invertido hacia una recepción abierta en la que había que hacer presión en dos laterales para intentar mantener el equilibrio. Un movimiento que solo entendió el japonés, que se hizo con todos los tops.

Bloque 4

El último de los bloques fue el que menos volúmenes tenia en su recorrido. Algo que el español agradeció. No estaba dispuesto a rendirse, y tras dos pegues en los que demostró saber pelear los bloques, consiguió alcanzar su único top de la final, aunque de poco le sirvió. El japonés Kawamata, le había arrebatado la quinta posición llegando también al top.

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí