Pete Whittaker (Wide Boyz) repite Recovery Drink, 8c+. Una de las fisuras más difíciles del mundo

0
187

El famoso escalador de fisuras Pete Whittaker se hace con la tercera repetición de Recovery Drink (8c+), la obra maestra de Nico Favresse y una de las rutas de escalada clásica más difíciles del mundo. Situada en el Profile Wall, en Jøssingfjord (Noruega), ha sido objetivo del británico durante casi cinco años, en los que en compañía de Tom Randall ha estado asediando frecuentemente la ruta.

La tercera repetición

Corría el año 2012 cuando el escalador sueco Erik Massih informó a su amigo Nico Fravesse de la existencia de un espectacular muro desplomado con fisuras en un recóndito valle perdido en Jøssingfjord, en Noruega. Pocos meses después el propio Nico, muy intrigado por las noticias recibidas organizaría un viaje en compañía de su hermano Olivier y el alemán Daniel Jung.

Ya en aquella primera exploración Nico se quedaría cerca de encadenarla, pero no sería hasta mayo del año siguiente cuando consiguiese el primer ascenso en libre a la ruta. El escalador belga no quiso proponer un grado concreto en aquel momento, pero si que aseguraría que sería notablemente más difícil que Cobra crack (8c), otra de las fisuras más difíciles del mundo y que recientemente también acababa de ascender.

Nico Favresse durante el primer ascenso a Recovery drink.

La segunda repetición no llegaría hasta el año pasado, cuando el alemán Daniel Jung, quien ya trabajase en la ruta junto a Nico se hiciese con la primera repetición tras un buen número de viajes al muro.

Un viejo proyecto de los Wide Boyz

Pete Whittaker y Tom Randall forman el famoso dúo conocido como los Wide Boys. Su objetivo principal durante muchos años han sido tanto las fisuras más extremas del planeta como las vías de clásica más difíciles. El propio Pete se encargaría de llevar a cabo el primer ascenso del off-wifth más difícil del mundo, Century crack (8c+), y Tom Randall encadenó hace unos años la Pura Pura (8c), en el Valle dell’Orco, Italia, en 2014.

El dúo británico ha estado viajando periódicamente a Noruega durante los últimos 4 años con el único objetivo en mente de conseguir repetir la vía. Solo el año pasado ya viajaron hasta en tres ocasiones al muro, aunque tuvieron que retirarse con el propio Pete dolorido y magullado. Así describía su experiencia el propio Pete en sus redes en aquellos días:

‘Me dolía la mano derecha por apuñalar repetidamente el mismo agarre. Mi talón derecho se quedó preguntándome por qué estaba tratando de hacer una secuencia extraña y retorcida sobre mi cabeza, mientras apretaba la posición más tenue de la ruta”.

Tras una breve recuperación en la que no dejó de pensar en la ruta, analizó obsesívamente los motivos de su fracaso.

Pete decidió que tenía que ganar algo de peso para poder afrontar la vía como esta merecía, por lo que siguió una dieta de carne de res y mucho entrenamiento. En total ganó 6 kilos en 6 semanas, pasando de su peso mínimo al máximo.

Durante otra de sus visitas al muro, Pete se replanteó los movimientos que estaba empleando durante su ascenso, con el fin de intentar evitar una loca secuencia que le obligaba a levantar el talón derecho por encima de la cabeza. Pero finalmente tampoco tuvieron éxito.

El dúo no suele abandonar sus proyectos, y nuevamente decidieron volver esta primavera, como en las últimas 4.

“Al final del segundo día en la ruta decidí tener un pequeño intento de redpoint. No esperaba mucho más que una mirada descarada a la ruta para conseguir la ventaja inicial en el camino. Ya sabes, una caída, y volver a la pared de nuevo.

Milagrosamente me encontré a mitad de vía con un poco de fuerza en el tanque. No mucha, pero la suficiente para que algo sucediese.

Fue un poco decepcionante, no se suponía que la haría ahora; en la segunda sesión de la temporada. Pero supongo que todo ha ido un poco más suave esta vez”.

 

Los mejores vídeos de Pete Whittaker y Tom Randall

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí