Trump pone en serio peligro más de 10.000 zonas de escalada en Estados Unidos

0
455

Según un informe publicado en Acces Found, una organización que lucha por preservar las zonas de escalada en norteamérica, el Servicio Forestal de los Estados Unidos acabaría de lanzar una propuesta de ley para eliminar la participación pública en el 93 por ciento de los proyectos de gestión de tierras del país.

Según advierte la organización, el objetivo final de este cambio sería acelerar la tala, la minería, la perforación y otros desarrollos de las tierras públicas norteamericanas, pero en el camino se llevaría por delante a las más de 10.000 zonas de escalada que actualmente o son propiedad del Servicio Forestal de los Estados Unidos o son de propiedad privada pero que no tiene poder de decisión sobre sus tierras, respondiendo a los dictados del Servicio Forestal.

Zonas de gran valor y potencial, como Wind River Range en Wyoming quedarían seriamente amenazadas.

Las terribles consecuencias

De conseguir llevarse a cabo, “el cambio permitiría que los proyectos de desarrollo avancen sin el comentario público adecuado o la evaluación de los impactos ambientales. Este movimiento esencialmente sacaría al pueblo estadounidense del proceso de toma de decisiones, permitiendo a los administradores de tierras tomar decisiones unilaterales sobre nuestras tierras públicas sin el aviso público adecuado ni la participación de la comunidad”.

Para hacernos una idea de lo que un cambio así puede suponer, tomaremos como ejemplo lo sucedido en La Pedriza, una de las escuelas de escalada más importantes del país, situada a tan solo 40 kilómetros de Madrid. Pese a ser parque Nacional, la gran mayoría del terreno es finca privada, dividiéndose en tres propiedades privadas independientes. Hace unos años, uno de ellos amenazó con prohibir el paso por todos los caminos que estuviesen en sus tierras, además de asegurar que desequiparía una gran parte del Yelmo, risco principal de la zona y también en su propiedad. Algo impensable en nuestro país, gracias a lo cual las autoridades pertinentes mediaron en el asunto haciendo desistir en su empeño al propietario.

Con una ley como la que se querría implementar en Estados Unidos, habría quedado totalmente prohibido pasear y escalar por la parte principal de La Pedriza, al igual que en Paules en Cuenca o en el Barranco del Fin del Mundo, por poder solo unos ejemplo de algunas zonas que han pasado por la misma problemática.

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí