Hoy os queremos mostrar tres zonas de un potencial excepcional, ideales para practicar boulder durante los meses de verano. 3 lugares nada masificados, con líneas de grandísima calidad y siempre junto al mar. ¡Sin duda 3 destinos indispensables para un buen bloquer@!

Cabo Negro, Avilés (Asturias)

Amaya Suárez en un bonito 6b+

Sin duda alguna la joya de la corona de los destinos de boulder en Asturias. Escondida entre los acantilados negros de Avilés, esta pequeña escuela tiene un encanto especial. Con bloques de una caliza excepcional cuenta con líneas de grandísima calidad.

Especialmente recomendada para los meses de verano, ya que cuenta con una travesía de 6c de un psicobloc bastante divertido. La única guía de la zona está descatalogada y es imposible conseguirla, aunque con encontrar los primeros bloques no será difícil identificar su grado. Conviene añadir que no es bueno dejarse proyectos en Cabo Negro de un año para otro, pues como el invierno sea duro os podéis encontrar más de un bloque girado, ofreciéndote alguna línea nueva.

Entre sus más de 50 bloques hay líneas que van desde el cuarto grado hasta el 8a. Abundan los desplomes y la aproximación desde el coche (imprescindible para llegar) es bastante buena, aunque la bajada a los acantilados ofrece dos opciones, siendo una de ellas bastante expuesta y un tanto arriesgada. En menos de 20 minutos encontraremos los primeros bloques.

Si queréis más información o la localización GPS tanto de los bloques como del parking podéis consultarla desde el siguiente enlace.

 

 

Jaizkibel, Hondarribia (Irún)

Situada en un entorno espectacular, la zona de Jaizkibel es sin duda uno de los mejores destinos del País Vasco en cuanto a boulder se refiere. Mucho bloque de gran calidad con líneas increíbles y nada comunes, unidos a unos paisajes espectaculares y unas playas de las más cuidadas que hemos visto hacen a la zona de Hondarribia ganarse una mención especial en cuanto a destinos de verano se refiere.

Tiene dos zonas claramente diferenciadas, la zona de los acantilados y la zona de interior. En los acantilados no encontraréis muchas maravillas, además de tener un acceso algo menos sencillo, aunque nada difícil. Nuestra recomendación es dejar los crash pads en los coches e ir a descubrir sus increíbles paisajes ya que la zona merece mucho la pena.

Una vez conocida su costa, toca adentrarse en la zona cercana al camping de la localidad. Muy fácil de encontrar con los croquis existentes en internert, tocará andar un poco hasta cualquiera de los sectores, aunque nunca más de 20 minutos. En la zona encontraréis hasta un total de 700 bloques de una arenisca espectacular, nada abrasiva y muy agradecida. Nosotros escalamos hasta 9 días seguidos sin ningún problema, algo nada habitual.

Encontraréis bloques de todos los estilos y grados, siendo 8b lo más extremo que se ha escalado aunque algún proyecto más difícil se puede encontrar también. La gran peculiaridad de la zona es que la mayoría de sus líneas están a la sombra la mayor parte del día durante los meses de más calor, habiéndolo comprobado en nuestras propias carnes unos cuantos veranos.

Si queréis más información de la zona, croquis o la localización GPS tanto de los bloques como del parking podéis consultarla desde el siguiente enlace.

 

Punta Nariga, Malpica (Corme)

BendeCorme en El minimalista, 7c

El Faro de Punta Nariga es otra zona de enorme calidad cuando el calor aprieta. Situada muy cerquita de A Coruña, goza de los insistentes vientos que golpean eternamente a las tierras gallegas. La zona además de espectacular es bastante grande, tanto que se extiende por gran parte de la Costa da Morte, alcanzando hasta la zona de Corme Pueblo, otra zona con muchísimo potencial situada a escasos kilómetros. Además, en Corme os encontraréis unas playas al más puro estilo caribeño en las que se dan unas condiciones más que ideales para la práctica del surf, ideal para los días de descanso.

En la zona de Malpica encontraréis más de 400 bloques de prácticamente todos los grados y estilos, desde el cuarto hasta el 8b+. Sus bloques son de un granito muy peculiar y muy poco abrasivo, y a menos de dos minutos de los coches en algunas de las zonas, teniendo como máximo una caminata de 20 minutos para alcanzar las zonas más lejanas.

Si queréis más información de la zona, croquis o la localización GPS tanto de los bloques como del parking podéis consultarla desde el siguiente enlace.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí