¿Hacemos tanto daño los escaladores? El primer informe anual sobre el estado de la escalada en EEUU dice que NO

0
170

La reciente publicación por parte del American Alpine Club del Primer Informe Anual del Estado Actual de la Escalada en Estados Unidos desmiente y echa por tierra algunos de los mantras más escuchados por nuestro colectivo cuando de prohibir escalar se trata.

A falta de estudios realmente certeros y bien sustanciados dentro de nuestras fronteras, las cifras económicas que arroja el informe deberían de hacer reflexionar a más de un alcalde y Ayuntamiento en nuestro país, en donde en su gran mayoría ven a la comunidad escaladora como un problema en lugar de una bendición.

12.500 millones de dolares gastados alrededor de la escalada

Según recoge el informe, al menos 14 millones trescientos mil estadounidenses hicieron uno o más viajes de montaña durante el año 2018, en los que se gastaron una cantidad estimada de 12.500 millones y medio de dolares, de los que un 87% se fueron en gastos relacionados con los viajes. De media el estudio arroja un gasto de 874 dolares por escalador en esos viajes cada año.

Si aplicásemos estos mismos porcentajes a nuestro país, al menos 2.055.680 españoles habrían salido a la montaña en los últimos 12 meses, habiéndose gastado un total de 1.797 millones de euros.

Si analizamos detenidamente estás cifras, veríamos que el 87% de esos 1.797 millones de euros estarían destinados a gastos en viajes, con el consecuente impacto económico que esto conlleva en los alojamientos, comercios o restaurantes y demás negocios locales.

Los escaladores americanos si limpian los montes

Otro dato muy destacable de los recogidos en el informe indica que según los datos recogidos, los escaladores norteamericanos contribuyeron en 2018 con más de 65.544 horas de trabajo voluntario para la conservación y restauración de zonas de escalada.

Algunas cifras interesantes

  • En 2017, se estimó que había 7,7 millones de escaladores, un 6% más que el año anterior.
  • El 65% de todos los escaladores tienen entre 18 y 35 años de edad.
  • A partir de 2018, el 4.4% de todos los estadounidenses suben a las montañas.
  • Los escaladores de rocódromo constituyen el 52% de la población que escala.
  • La escalada en su conjunto contribuyó con 12.500 millones de dolares a la economía americana en 2017.
  • El 57% de las zonas de escalada están ubicadas en tierras administradas por el gobierno federal estadounidense.
  • Los escaladores contribuyeron con más de 65.544 horas de trabajo voluntario para la conservación y los esfuerzos de administración de la tierra en 2018 a través del Programa Adopt-a-Crag.
  • El 50% de todos los accidentes relacionados con la escalada ocurrieron por “caídas o resbalones” en roca o hielo.
  • En todos los rocódromos de EEUU solo se registraron 0.007 incidentes por cada 1.000 horas de entrenamientos, muy inferior al promedio de deportes como el CrossFit, con un 2.3 puntos de incidencias y lesiones por cada 1000 horas de entrenamiento, con lo que los gimnasios de escalada tienen una tasa de lesiones extremadamente baja.

Las diferencias entre ambos países

Muchas son las diferencias entre la cultura española y la norteamericana, para bien y para mal. Y mientras en Estados Unidos la escalada siempre fue un deporte ligado a la mendicidad y la pobredumbre, en España ocurría lo contrario. Nosotros siempre vimos la escalada y las montañas como la única vía de escape a un mundo de drogas y heroína, siendo las montañas la salvación para gran parte de la generación perdida.

Lo curioso de todo esto es que con el paso del tiempo y los años la situación se ha ido revirtiendo casi en su totalidad, en ambos países. Y mientras en Estados Unidos la montaña y la escalada gozan ya de una total aceptación, siendo sus atletas profesionales muy bien pagados por las empresas que los patrocinan, en España estamos viviendo una regresión que nos acerca más hacia la estigmatización y la exclusión.

En nuestro país es difícil encontrar uno solo de los cientos de escaladores profesionales patrocinados que no tenga que pagarse sus viajes, gasolina o alojamientos, mientras que en países como Estados Unidos sus sueldos en algunos casos pueden llegar a superar el medio millón de dolares anuales. Aquí lo normal es que los mejores escaladores reciban de las marcas un máximo de unos 2.000 euros al año entre ropa y pies de gato en el mejor de los casos, mientras que un aspirante a representar a España en los Juegos Olímpicos puede recibir por parte de la Federación Española de Escalada y Montaña un máximo de 50€ al mes durante un tiempo nunca superior a 6 meses.

Podéis ver el informe completo desde el siguiente enlace.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí