El esperado momento cada vez está más cerca y Tokyo 2020 ya asoma en el horizonte. A menos de dos meses del comienzo de las clasificaciones, los equipos comienzan a sentir la presión. Os contamos todas las claves sobre los formatos de clasificación, las fechas de los eventos y cómo seguirlos en directo, además de qué atletas parten cómo favoritos y las posibilidades que tendrán los escaladores españoles.

© FFME Agence Kros – Remi Fabregue

El polémico formato de competición

Mucho se ha criticado al formato elegido por el COI para representar a la escalada en los Juegos Olímpicos, y a pesar de que ninguno de los atletas participantes está de acuerdo con el sistema impuesto, la decisión ha sido inamovible. Aunque parece casi obvio contar con un formato a 3 finales, una para cada modalidad, el Comité Olímpico Internacional pensando más en la espectacularidad que en la justicia del deporte ha decidido hacer un mix combinando los resultados de las 3 pruebas en una única tabla clasificatoria, en la que por sistema de puntuaciones se decidirán las posiciones.

El enfado y el revuelo que suscitó tal decisión aún no se han disipado, aunque poco a poco ha dado paso a la frustración y la resignación entre los atletas. Basta compartir impresiones con cualquiera de los escaladores profesionales de nuestro país para darse cuenta del equívoco de la decisión. La gran mayoría hace tiempo que dejó el mundo de las competiciones por falta de sintonía con el verdadero espíritu montañero, y al ser preguntados al respecto, una opinión parece unánime entre todos ellos: salvo milagro, el pódium de los Juegos Olímpicos estará muy lejos de representar a los 3 mejores escaladores del mundo.

Al observar las clasificaciones de los últimos años de la IFSC nos damos cuenta de que los mejores escaladores nunca suelen coincidir entre las dos modalidades principales, dificultad y bloque. Unir ambas modalidades ya resultaría bastante desmoralizador para la mayoría de aspirantes, pero tratar de buscar a los mejores escaladores sumándole una tercera categoría hasta ahora completamente desconocida como es la escalada en velocidad y hacer un combinado entre las puntuaciones de las tres pruebas no deja de ser una absoluta locura (o estupidez), únicamente justificada por el COI cómo algo beneficioso para el espectáculo, lo que a su entender se transformará en más seguidores y espectadores para nuestro deporte. Pero lo cierto es que ninguno de los mejores escaladores del mundo entienden este formato, habiéndolo expresado en público siempre que han podido. Es el caso del checo Adam Ondra, aclamado por casi absoluta unanimidad como el mejor escalador del momento y uno de los mejores de la historia, quien en más de una ocasión a expresado “no entender nada” de la escalada en velocidad.

Escaso número de participantes

Otro de los puntos que ha indignado a la mayoría de los países es el escaso número de escaladores que optarán a medalla. El Comité Olímpico Internacional ha decidido que solo habrá 20 participantes femeninos y otros 20 masculinos. Una cifra de por si escasa dado al altísimo nivel mostrado por escaladores del mundo entero cada día, a la que hay que añadirle una letra pequeña que no ha gustado nada, principalmente en dos de sus puntos. Por un lado, limita a 2 el número de participantes por país. Esto significa que si un equipo tiene entre sus miembros a los 3 mejores escaladores del mundo, simplemente por ser del mismo país, el tercero se verá hurtado de sus opciones a medalla quedando de facto eliminado de las pruebas. Aunque tuviese 1.500 puntos de ventaja sobre el 4 clasificado, quedaría borrado de la historia y eso, evidentemente, no ha gustado a ninguno de los países participantes.

Pero la lista de dificultades que tendrán que afrontar los escaladores no termina aquí, porque de esas 20 plazas, 2 están reservadas para Japón al ser el país organizador, además de otra más que se reserva la organización y que otorgará arbitrariamente según crean conveniente, con lo que los atletas reales que optarán a clasificarse serán 17 salvo en el caso de Japón, cuyos atletas parten como clasificados al inicio de las pruebas, en las que simplemente decidirán que 2 escaladores se ganan la plaza.

Las clasificaciones

  • Los días 20 y 21 de agosto se celebrará en Hachioji (Tokyo) la primera y más importante prueba clasificatoria para las olimpiadas de Tokyo 2020. Envuelta en la celebración de la prueba de los Campeonatos del Mundo de Dificultad organizados por la IFSC, la prueba clasificatoria para las Olimpiadas aún no tiene horarios programados pero fuentes de la organización han deslizado que se celebrarán tras la finalización de las pruebas del Mundial y nunca conjuntamente en salas separadas. De esta primera ronda clasificatoria saldrán, con plaza asegurada en los juegos de Tokyo, 7 atletas masculinos y 7 femeninas.
  • Del 28 de noviembre al 1 de diciembre se celebrará en Tolouse, Francia, el segundo evento clasificatorio para las olimpiadas. En él participarán los 20 primeros clasificados de la Copa Mundial a excepción de los ya clasificados, que cederán su plaza a los siguientes en la clasificación. En esta prueba se ganarán su plaza en los Juegos los 6 primeros clasificados de cada prueba (masculina y femenina).
  • Del 27 de febrero al 1 de marzo de 2020, en California, Estados Unidos, se celebrarán los Campeonatos Panamericanos Continentales. 1 plaza más estará en juego.
  • Desde el 16 hasta el 18 de abril de 2020, en Moscú, Rusia, tendrá lugar la celebración de los Campeonatos de Europa, con una plaza masculina y otra más femenina en disputa.
  • Los días 18 y 19 de abril de 2020 se disputarán los Campeonatos Continentales de Oceanía, con una plaza más en juego.
  • Del 1 al 3 de mayo de 2020, en Johannesburgo, Sudáfrica, se celebrarán los Campeonatos Continentales de África, con la penúltima plaza en juego.
  • Del 18 al 24 de mayo, una vez más en Japón, se disputarán los Campeonatos Continentales de Asia, donde se decidirá la última plaza disponible para participar en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020

En todas estas pruebas participarán 20 escaladoras femeninas y 20 masculinos. Las pruebas se celebrarán en dos días, siempre seguidos, en los que los escaladores tendrán un mínimo de 30 y 120 minutos de descanso antes de las pruebas de Boulder y Dificultad respectivamente. En la ronda final esos descansos se reducirán a 15 minutos antes de cada una de las pruebas. Y todas las pruebas podreís seguirlas en directo desde Escalando.eu, gracias al sistema de streaming en directo de la IFSC.

Los principales favoritos

Dadas las circunstancias, parece bastante claro quienes ocuparán la gran mayoría de plazas disponibles para los Juegos. El austriaco Jakob Schuber, lider en la general de Dificultad masculina, Adam Ondra y Tomoa Narasaki (reciente Campeón del Mundo de Boulder y segundo en Dificultad) parecen tener su plaza asegurada salvo un descalabro en las clasificatorias, y a priori, entre ellos se disputarán las medallas masculinas.

Por su parte, las participantes femeninas se ven envueltas en las mismas circunstancias. Las 17 plazas reales en juego, salvo contadas excepciones serán ocupadas por las 20 primeras clasificadas de la IFSC, siendo Janja Garnbret, reciente campeona del mundo de Boulder y primera en la general de Dificultad la principal favorita en una competición donde las apuestas predicen el mismo resultado que vemos en la general de la IFSC, donde las japonesas Akiyo Noguchi y Nonaka Miho completarían los cajones del podio.

El japones Tomoa Narasaki parte como uno de los principales favoritos para optar por las medallas.

 

Las opciones españolas

Hay que ser honestos y admitir que con el formato de competición y el sistema de clasificación elegidos es prácticamente imposible que España tenga algún participante en las Olimpiadas. En las dos pruebas decisivas solo participarán los escaladores que se hayan clasificado para la Copa del Mundo en una y los 20 primeros clasificados de la general en la otra. De este modo los primeros clasificados en la general, Javi Cano y Eric López, números 28 y 29 del mundo respectivamente se quedan sin apenas opciones. Por no hablar de la gran promesa española de cara al futuro y en la que estaban depositadas la mayoría de esperanzas de cara a los Juegos, el vasco Mikel Linacisoro que quedó eliminado al quedar en el puesto 17 de la general en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, celebrados en Buenos Aires.

Una opción realista y soñada sería que el Comité Olímpico Internacional cediese la plaza que tiene reservada a algún escalador español. Con ello reconocería la larguísima tradición escaladora de nuestro país, tanto en competiciones como en roca, aunque las primeras voces consultadas sobre esta opción se muestran bastante escépticas, afirmando que el COI ha demostrado no conocer absolutamente en nada nuestro deporte al elegir el formato para las finales.

La escalada seguirá siendo olímpica en París 2024

El 26 de junio se aprobaba en la Asamblea General del Comité Olímpico Internacional la inclusión de los 4 nuevos deportes que serían elegidos para los próximos Juegos de París.

Aunque parece que habrá novedades en la segunda participación olímpica de nuestro deporte, y aunque aún están por confirmar los formatos de competición, todo parece apuntar a que en los Juegos de París 2024 por fin tendremos la tan ansiada doble final con independencia entre las diferentes disciplinas, habiendo de esta manera las tan pedidas finales de Boulder y de Dificultad.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí