En esta ocasión os traemos las aventuras de Mike y Shaly, una pareja de londinenses que en su reciente viaje a Barcelona confió en nuestros amigos de Climb in Catalunya para realizar en familia una de las vías ferratas más interesantes de toda Cataluña, la situada en la pequeña población de Corcades, a tan solo 70 km de Barcelona.

Más conocida como Baumes-Corcades, fue inaugurada en el año 2006 y es el Centro Excursionista de Centelles quien se ocupa de su excepcional mantenimiento. Además, era la primera vía ferrata que esta familia de aventureros realizaba y no pudieron tener mejor suerte, ya que el guía encargado para esta actividad fue Edgar, un gran profesional con bastantes años de experiencia en sus mochilas. Es él mismo quien nos narra sus aventuras:

La actividad comenzó como es la costumbre, con un pequeño briefing en el lugar de encuentro; en esta ocasión tomando un estupendo café con pastas. Mientras cogíamos las últimas fuerzas de la mañana para la intensa actividad que nos esperaba, les expliqué a Shaly y Mike que esta es una de las vías ferratas más populares de toda Cataluña, principalmente por su cercanía a la ciudad de Barcelona pero también por su increíble puente nepalí de 69 metros, el que nos moríamos de ganas de cruzar desde el principio; hemos de reconocer, que habían ganas y un poco de “miedo” a la vez. 

Justo después y ya en el parking, una breve explicación de cómo iba a ser la actividad usando un croquis que hay en el lugar. Allí preparamos todo el material, revisando uno a uno que todo estuviera bien puesto, y dando otra breve explicación de para que se utiliza cada utensilio. Antes de comenzar nuestra aventura, hicimos una foto en familia.

El disipador en una herramienta indispensable para realizar cualquier vía ferrata.

Comenzamos a caminar por una pista muy evidente que nos guía mediante marcas amarillas y rojas, directos a la pared; después de unos 5 o 10 minutos, llegamos al inicio de la vía ferrata de Baumes Corcades. 

A continuación, y ya preparados para iniciar la vía tocaba ponerse el casco, un pequeño gesto del que muchos se olvidan pero que podría salvarnos la vida en un fatal desenlace. Y ahora si que si, ¡empieza la aventura!

Comenzamos en un tramo vertical con un pequeño paso de desplome que hizo que nos calentáramos de golpe. Después todo es más tranquilo y poco a poco fuimos cogiendo altura, mientras observábamos a nuestra espalda las montañas del Montseny, la plana de Vic y al fondo, el Pirineo.

Poco después llegamos a un campo en medio del bosque, desde donde pudimos observar de nuevo el hermoso paisaje y donde retomamos las fuerza con un rápido té para toda la familia; era un día frío y fue de agradecer.

Andamos unos 10 minutos más y llegamos por fin al punto de continuación de la vía. Nos esperaban unos metros de travesía para poder llegar al tan esperado puente nepalí de 69 metros que nos tocaría cruzar poniendo a prueba nuestro equilibrio.

Ya junto al puente, Shaly y Mike recibieron las últimas indicaciones sobre las distintas maneras que existen para cruzarlo.

Una vez superado el tramo más adrenalínico, continuamos haciendo travesía lateral, con subidas y bajadas pero en tramos ya mucho más sencillos.

Llegamos al fin al primer punto posible de salida de la ferrata, pero las buenas condiciones tanto físicas como técnicas de esta familia, me lanzó a animarles a intentar el siguiente tramo, de un nivel algo más exigente, K3, al que llegamos después de una bajada y un pequeño camino de unos 10 minutos.

Al verlo les entraron algunas dudas, sobre todo a las más pequeñas de la familia, pero al final si, ¡lo hicieron! ¡Una experiencia maravillosa que creerían que no conseguirían!

Estábamos sin aliento, pero en los ojos de toda la familia se apreciaba una sensación de satisfacción que no les dejaba dejar de sonreir.

Pero aún no habíamos terminado. Tras una suave caminata de unos 20 minutos alcanzamos el último tramo de la vía, un pequeño techo que tuvimos que superar con escaleras, pasar en equilibrio por una barra y subir después una escalera vertical que al fin nos hizo llegar a la cima del Puig Gordi. Ahora si, final de trayecto! ¡Qué vistas tan bonitas!

¡Gracias, y hasta pronto!


Te ha gustado esta actividad? ¡Reserva ahora desde 45€ por persona! Y siendo socio/a de Escalando disfruta de un 30% de descuento!

 


 

Simon Lorenzi se hace con Coup d’état, el primer noveno de Bélgica

El joven escalador belga de 23 años Simon Lorenci le pone la cadena a Coup d'état (9a), la que a su juicio es la...

Cedric Lachat conquista Wögu (8c, 9 largos), la histórica ruta alpina

El escalador francés Cedric Lachat consigue la cuarta subida a Wogü (8c, 9 largos), una de las rutas más difíciles de los Alpes y...

Mind Stream, 8a+ de boulder para Chloe Pay, de 19 años

La escaladora norteamericana de 19 años Chloe Pay consigue su primer 8a+ de boulder, Mind Stream, en Smugglers notch, en los Estados Unidos. Es el...

The automator, 8b. Para Brooke Raboutou y Alex Puccio

Ayer se vivió un día épico de escalada en las RMNP norteamericanas, en donde tres jóvenes amantes del boulder firmaron tres espectaculares ascensos, todos...

Nuthin but sunshine, un nuevo 8b femenino para Katie Lamb

La escaladora de 22 años Katie Lamb consigue un nuevo 8b de boulder femenino, Nuthin but sunshine, en las RMNP norteamericanas, demostrando que la barrera...

Probamos el Doogee S95 Pro, un teléfono todoterreno ideal para escaladores y montañeros

En esta ocasión queremos acercaros al Doogee S95 Pro, un teléfono inteligente de alta gama diseñado y fabricado especialmente para su uso entre escaladores,...

OUTDOOR